REGRESAR
BACK TO

Leticia Moreno

"Revelación de la temporada.... - Leticia Muñoz de 18 años- arrebatadora en su concierto para violín de Beethoven"
Tomasz Czyz, "Tygodnik Kowszechny" 22.04.04

 " Muñoz tocó con un sonido bellísimo hasta la dulzura, ¡ y qué gran sonido!"
Andre i Sulek, "Ruch Muzyczny" 30.05.04

 “ Dos grandes violinistas del siglo XXI”
por Enrique Franco en “El País”, 17/12/2002

“”...aparecen de pronto dos estrellas rutilantes del violín que son ya grandes y lo serán más en el futuro: la española Leticia Muñoz y... ambos son admirables pues la madrileña hizo un Concierto en re de Chaikowski de alto vuelo virtuosistico, bellísimo sonido y expresión de pura y honda afectividad... se dieron conjunciones magníficas en el diálogo y la concertación con dos artistas que unen sabiduría al genio innato...

Duraron mucho las ovaciones del público en el Auditorio de Principe de Vergara, pero es, todavía más perdurable la impresión luminosa de los dos jóvenes viol,inistas, unos elegidos sobre los cuales habrá que escribir durante el siglo XXI”

“Leticia Muñoz, pletórica”
por Emiliano Allende en “El Norte de Castilla”4/08/2002

“...el concierto tuvo su mayor atractivo en las cuatro estaciones de Vivaldi y en la jovencísima violinista Leticia Muñoz. No es una sorpresa, la hemos visto este año tocando con bravura y carácter el concierto de Mendelssohn, dirigida por Penderecki. Leticia, con apenas 17 años, muestra una madurez interpretativa fuera de lo común. En su versión de las Estaciones estuvo pletórica. La elección de tempi veloce no fue un problema para ella, resolviendo los momentos de virtuosismo con suma facilidad. En los tiempos lentos sus fraseos fueron siempre cantábiles, a veces menos, otros con pasión destacando también su capacidad para engarzar con el conjunto...El fraseo matizado del final de La Primavera, el conseguido diálogo con el violonchelo en el adagio del Verano, las doble cuerdas vigorosas, afinadísimas del allegro del otoño y el original comienzo del “Invierno” son algunos de los detalles de calidad por los que transcurrió el concierto. Muñoz va para figura. Apunta alto. Tiene todas las virtudes para alcanzar un lugar destacado a nivel internacional”

 
“Una gran violinista”

por Luis Hidalgo Martín en “El Adelantado de Segovia”4/0872002

Virtuosismo y Talento

“Ya conocíamos a Leticia Muñoz de su actuación el pasado año en el Festival Joven. Entonces dio un recital acompañada de piano que dejó claro su virtuosismo y talento artístico. En este año se escucha a una violinista más concentrada y honda de expresión. Su versión de “las Cuatro Estaciones” opta por criterios interpretativos modernos para dar una visión en la que el dinamismo de los efectos técnicos pone un sello distintivo. Agilidad en la articulación, variedad y eficacia en los golpes de arco y precisa afinación son sólo algunas de las virtudes...La orquesta realizó un acompañamiento preciso a las virtuosas evoluciones de la violinista”

 
“Conciertos de la Tradición”
por Álvaro Guibert

Leticia Muñoz tocó el Concierto de Violín de Chaikovski. A los diecisiete años avanza firme hacia el estrellato y fama tocando con más seguridad y hondura. Recuerden su nombre: Leticia Muñoz. Dará que hablar”

 
“Un gran acontecimiento”
por Rafael Aznar en “El Adelantado de Segovia” 26/07/2001

“ La presentación de estad dos intérpretes ha sido un gran acontecimiento, desde la primera nota se ve que estamos ante una violinista fuera de lo normal, es tal su concentración en la música que provoca en el público una atención distinta. DOMINIO. En todas las ocasiones demostró Leticia una musicalidad enorme, un dominio claro de la técnica del instrumento que le permite un fraseo distendido para comunicar la intención de la obra... Del concierto salimos con la impresión de haber asistido al nacimiento de una solista que será importante, ha dedicado ya sus mejores años al aprendizaje duro del instrumento y lo ha conseguido. Ahora le queda una carrera internacional por delante y cuando la oigamos, pensaremos que es una suerte haber asistido a este descubrimiento”

 
“Carácter y virtuosismo”
por Luis Hidalgo Martín en “El Norte de Castilla” 26/0772001

“La actuación de la violinista nacida en Madrid no hace aún 16 años y la pianista rusa Sonya Ovroutski se convirtió en una formidable sesión de virtuosismo violinístico difícil de olvidar... Leticia Muñoz evidenció ser ya una grandísima intérprete llamada a hacer grandes cosas en el futuro a medida que vaya convirtiendo su altísima y excepcional capacidad virtuosística no en un fin sino en un camino, pero mientras alcanza la quintaesencia musical sería mentir negar la absoluta fascinación que es capaz de imprimir a las notas de fluyen de su espléndido Guarneri de 1674.”

 
“El prodigio de un dúo de jóvenes virtuosas”
por Arcadi Gomila en “Diari Menorca” 27/03/2001

Leticia Muñoz, a sus 16 años, exhibió un dominio técnico extraordinario: fluidez de sonoridad, energía de ejcución, rapidez de ritmo, impensable en una instrumentista de esta edad. La violinista evidenció, sobre todo, una exquisita musicalidad innata, una sintonía vital con la misma, una vocación irresistible hacia la interpretación. Toda su persona irradiaba el espíritu del arte”

 
“El tono justo de Penderecki”

por Emiliano Allende en “El Norte de Castilla” 30/Abril/2002

“El concierto sirvió para darnos a conocer a un joven valor, la violinista madrileña Leticia Muñoz, que interpretó el concierto de Mendelssohn mostrando muchas virtudes: sonido hermosísimo, cálido vibrato, capacidad para transmitir emoción y un alto grado de virtuosismo que exhibió a lo largo de toda la obra superando incluso, en el molto vivace final, los límites de lo permitido en el tempo. Pero esto es propio de una intérprete muy joven que tiene por delante un brillante futuro”

 
“Juventud y Madurez”
por Agustín Achúcarro en “El Mundo de Valladolid” 30/Abril7/2002

“En el Concierto de mi menor de Mendelssohn la solista Leticia Muñoz brindó una versión cargada de pasión y carácter. Impulso vivo y palpitante del violín señalado en el comienzo con una mezcla de lirismo y melancolía, en la energía con que abordó las cadencias, en la luminosa melodía del Andante o en el ímpetu que transmitió en el movimiento final.”

 
“Penderecki en el recuerdo”
por Ignacio Fernández de Mata en “Mundo Clásico”

“La otra gran protagonista de la velada fue la jovencísima Leticia Muñoz(1985) que interpretó el vibrante Concierto para violín de Mendelssohn como dignísima heredera de Ferdinand David, Joachim o Sarasate: magistral. Una ejecución que salvo leves despistes al final del Allegro molto appasionato en su conjunción con la orquesta, estuvo llena de bravura técnica, intensidad, perfección sonora y color. Un concierto concebido para el brillo más fulgurante del violín, que Leticia Muñoz consiguió con la ayuda atinadísima de los estupendos profesores polacos.... Una noche para el recuerdo”

 
“Una sorprendente maestría”
por Christian Ekowski en el “Franckfurter Zeitung”

“ ... en Bach asombraba su segura, voluminosa e inmaculada forma de tocar. El sonido cálido, brillante de su Guarneri(1679) prestado por la Stradivari Society de Chicago, permitía a la artista una interpretación de una profundidad ideal...Igualmente sorprendente y apasionante fue la interpretación de la Sonata de César Franck. La forma vital conseguida con una alternancia entre pianos suaves y llenos de voz con los fortes marcados confirió a la obra de una grandiosidad muy pocas veces escuchada en la interpretación de esta sonata.”

 
“Una versión impactante, arrolladora”
por Cosme Marina en ABC Agosto 18, 2003

 En la segunda parte tomó protagonismo, sobre todo, el “Concierto para violín y orquesta en si menor” de Jesús de Monasterio, en el centenario de su muerte. La versión de esta obra fue impactante, arrolladora. Especialmente porque encontró en la joven violinista Leticia Muñoz una defensora de excepción. Muñoz se implicó en el concierto con virtuosismo, serenidad y dominio excepcional, con una expresividad que despeja dudas, no ya de su potencial, sino de su espectacular realidad presente. Estamos ante una intérprete de primera categoría y como tal responde, con una entrega máxima y unos resultados acordes a las expectativas que genera. Noche importante, con la Nacional de Letonia y su titular como sobrios y eficaces maestros de ceremonias”

On Beethoven Violin Concerto, Warsaw 2004 (Beethoven Festival)

"...revelation of the season- 18 years old Leticia Muñoz- ravishing in Beethoven Violin Concerto"
Tomasz Czyz, Tygodnik Powszechny 22-04-04


"Muñoz played with a beautiful, even sweet sound and with a great tone"
Andrzej Sulek, Ruch Muzyczny, 30.05.04

 
On Mendelssohn´s Concerto with Sinfonia Varsovia under Penderecki´s baton (April 2002)

*“Youth and maturity”
by Agustín Achúcarro on “El Mundo” 30 th April 2002

The soloist Leticia Muñoz offered a version full of passion and character. Vigorous and palpitating impulse of the violin distinguishing the beginning with a blend of lyrism and melancholy from the energy with which she approached the cadenzas or the luminous melody of the Andante or the impetus that she transmited with the final mouvement”

*”The right tone of Penderecki”
by Emiliano Allende on “El Norte de Castilla” April 30 th 2002

“The concert helped so as to introduce to us a highly talented violinist from Madrid, Leticia Muñoz, who interpreted Mendelssohn Concerto showing many virtues. Beautiful sound, worm vibrato, ability to transmit emotions and a very high level of virtuosity exhibited along the whole work even exceeding the limits of affordable in the tempo final “molto vivace””.

*”Penderecki in our memory”
by Ignacio Fernández de Mata on “Mundo Clásico”

The other great protagonist of the soirée was the youngest Leticia Muñoz(1985) who interpreted the vibrant Concerto for Violin of Mendelssohn (1809-1847) like the worthiest heiress of Ferdinand David, Joachim or Sarasate: masterly... An interpretation full of technical bravura, intensity, perfect sonority and colour. A concert conceived for the most fulgurant brilliance of the violin that Leticia Muñoz achieved with the sensitive help of the polish masters”

 From recital in Frankfurt June 2002

 *” Astonishing Mastery”
by Christian Ekowski in the “Frankfurter Zeitung”

“...the violinist started the concert with the two first mouvements-Adagio and Fugue- of the Sonata for Violin Solo nr. 1 in D minor BWV 1001 of Johann Sebastian Bach. Inmediately she bewildered the audience with her assured, voluminous and immaculate playing. The warm,radiant and magnificent tone of her Guarneri violin(1679), that the Stradivari Society has kindly lent her for her profit, benefited the artist for a fully ideal deep interpretation.

Equally convincing and filling with enthousiasm was the unusually achieved performance of the Sonate for violin and piano in A Major of César Franck. Together with her piano partner Jan Gazdzicki... both musicians achieved their parts with a passionate fire and ampulous playing. In a such a vital and grandiose way, between a light full of voice piano and forte marcato, has very seldom anyone heard this Sonate.”

 
On the “Four Seasons” August 2002 in Segovia

 *”A great violinist”
by Luis Hidalgo Martin in “El Norte de Castilla”

“Virtuosity and talent” ”We alreadey knewLeticia Muñoz from last year in her festival performance. She offered then a recital in which she left very clear her virtuosity and her artistic talent... This year we hear a more concentrated and profound in expression violinist who under the baton of someone like Carles Coll ...choses modern interpretative criteria in which dynamism of technical effects underlines a distinctive effect.”

*”Leticia Muñoz, plethoric”
by Emiliano Allende in “El Norte de Castilla”

“The concert had the most appealing attraction in “The four Seasons”of Vivaldi and the very young violinist Leticia Muñoz. It is not a surprise. We have seen her playing with bravura and character Me ndelssohn concerto uder Penderecki´s baton.W ith just 17 years she shows and unusual interpretative maturity. In her version of the “Four Seasons” she was plethoric.The choice for fast tempos were no problem for her, solving the virtuosity moments with astonishing facility. In the slow tempos her phrasings were always cantabile, sometimes calm, sometimes with passion, enhancing her ability to maintain the structure. ... Muñoz will turn into a prominet figure. She aims high. She possesses all the virtues to reach a prominent place in the international level”

 
*”All the years lived” by Ana San Romualdo in “El Adelantado de Segovia”

“Dressed red-passion, armed with her Pietro Guarneri 1679, a magnificent instrument property of the Stradivari Society of Chicago, who helps for years the career of the spanish, without the support of notes, Leticia Muñoz kept an excelent line of continuity during the whole concert, glaring in some of the most complicated mouvements like the “Presto” of “TheSummer” and the “Allegro non molto” of “The Winter”

On recital in Segovia Festival, July 2001

 *”A great event” Presentation of Leticia Muñoz and Sonia Ovrutsky
by Rafael Aznar in “El Adelantado de Segovia”

“In all aoccasions Leticia demosntrated an enormous musicality, a clair domain of the instrument technique which allowes her to have a free phrasing to communicate very clearly the intention of the work....

...From the concert we left with the impressin of assisting to the birth of a great soloist with an international career in front of her...”

 
*”Character and Virtuosity”
by Luis Hidalgo Martín in”El Norte de Castilla”

“The performance of Leticia Muñoz was a formidable session of virtuosity very difficult to forget. ...She demonstrated to be a grand scale interpreter destinated to do great things in the future”

On a recital in Menorca 2001

“The prodigy of a duo of two young virtuosi”
by Arcadio Gomila in “Diari Menorca”

The violinist evidenced an extraordinary technical domain: fluent sonority, energy in execution, rapid rythm unthinkable of her age. She demonstrated mainly an exquisite innate musicality, a vital harmony with it and an irresistable calling to interpretation. Her whole human being irradiated the spirit of art”

 
On the Tchaikowsky´s Concert in Madrid´s Auditorio Nacional December 2002

“Two great violinists for the XXI century”
by Enrique Franco en “El País”

 “Both are admirable since the madrilenin made a Tchaikowsky Violin Concerto of elevates virtuosistic flight, most beautiful sound and expression of pure and profound affectivity”

 
On Santander´s Festival August 2003

 “The version of Jesús del Monasterio violin concerto played by Leticia Muñoz caused an enormous impact, turning out to be an overwhelming success, particularly since it met in Leticia an exceptional defender. Muñoz was deeply involved in the concert with enormous virtuosity, serenity and exceptional domain, with such an expresivity that all possible doubts about, not her potential, but her spectacular present reality, get dissipated. We could listen to a first line interpret and so she does behave, with maximum involvement and results according to the great expectations she generates”

Cosme Marina, ABC 18 August 2003