Cantantes

 

Leo Nucci
BARÍTONO

Ama sobre todo a los personajes de Verdi. Cuando interpreta a Rigoletto, sabe como nadie transmitir la emoción y suscitar la compasión del público ante este bufón jorobado. Leo Nucci, es sin duda alguna, un cantante y un intérprete incomparable que ha marcado y marca la historia de la ópera por su potencia vocal y su remarcable intensidad. "A mis 59 años, canto siempre y continuaré haciéndolo, hasta que mi voz comience a temblar..." ha afirmado recientemente en una entrevista. "¡Pero aún está muy lejos este momento!" Leo Nucci cuida sin cesar su forma física y es un deportista entusiasta que recorre todos los años alrededor de 10.000 kilómetros en bicicleta.

Este barítono está en el cenit de su arte. Da vida a sus personajes con una economía de gestos y una destacada gama de matices. Su forma de cantar, plena y potente, pero siempre en armonía con sus compañeros, demuestra una técnica perfecta. Una técnica que rehúsa hacer uso del micrófono: "Jamás canto ante un micrófono - excepto en las producciones al aire libre. Es maravilloso poder escuchar la voz en una sala, en particular cuando esta sala envuelve tu sonido".

Leo Nucci nació en Bolonia. Debutó en 1967 en el papel de Figaro (El Barbero de Sevilla de Rossini) tras haber ganado un concurso de canto. Interrumpió su carrera de solista para cantar durante cinco años en el coro de la Scala de Milán y así dar tiempo a que su voz madurase. Laureado en el Concurso Viotti, obtuvo allí un reconocimiento importante para su carrera. Sus debuts en la Scala en 1977 y en el Covent Garden en 1978 con "Luisa Miller" (remplazando a un colega enfermo), le dieron tal éxito que se abrieron para él las puertas de los grandes teatros de Europa, América del Norte y del Sur y de Japón. Ha cantado bajo la dirección de maestros tan conocidos como Karajan, Muti, Abbado, Levine, Maazel, Mehta, Giulini y Solti. Su carrera internacional se articula fundamentalmente alrededor de cuatro grandes escenarios líricos: el Metropolitan Opera de Nueva York, la Scala de Milán, la Ópera de Viena y la Ópera de Zürich.

"Cantar es un privilegio. Pero el mayor de los privilegios es cantar una ópera de Verdi", afirma Leo Nucci. El cálido timbre de este barítono excepcional y sus frases precisas y seguras están inmortalizadas en más de 40 discos y 10 videos. Ha grabado frecuentemente junto a otros grandes cantantes del mundo de la ópera. En fin, también se le puede ver y escuchar en dos adaptaciones cinematográficas de óperas: "Macbeth", presentada en el Festival de Cannes en 1987 y en "El Barbero de Sevilla"

Cuando uno ve a Leo Nucci en escena, queda admirado por su increíble presencia y por su manera de cantar y se comprende que no debe ser muy fácil para los otros protagonistas que cantan junto a él!