Ernesto de Quesada

A 100 años del inicio de su labor cultural
1908 - 2008

Ernesto de Quesada López Cháves
FUNDADOR DE CONCIERTOS DANIEL

Nació el 1 de noviembre de 1886, en Manzanillo, cuando Cuba aun era colonia de España. En Manzanillo, hizo el bachillerato y magisterio y cuando terminó sus estudios, se dedicó a enseñar a leer a los guajiros de muchas leguas a la redonda. Se trasladaba a caballo, haciendo largas marchas que le llevaban a poblados y bohíos lejanos y realizó una extraordinaria labor de alfabetización.

Tomó una decisión meditada durante bastante tiempo y, con lo que había ganado como maestro y algún dinero que le pidió a su madre partió hacia Estados Unidos. Salió de Cuba en 1905 y se dirigió a Boston. Pasó algunos meses aprendiendo inglés - me contaba que los domingos iba a la iglesia (la que fuera, protestante o católica) para escuchar los sermones y hacerse al oído con la lengua culta. Después estudió Filosofía en Harvard y al terminar en 1911 o 12 siguió con el desasosiego que le duraría toda su vida. Se embarcó rumbo a Alemania.

Berlín era en aquel momento si no la capital de la cultura europea, una de las ciudades más adelantadas del viejo continente, tanto en las ciencias como en las artes. No tardaría mucho en aprender la lengua, como ya lo había hecho en Estados Unidos. Tenía una cualidad innata para hacerse con buenos amigos... Entró a formar parte de una prestigiosa agencia, una de las más antiguas de Alemania... Pero los acontecimientos no le permitieron arraigarse por mucho tiempo. Estalló la Primera Guerra Mundial... y tras numerosas vicisitudes recaló en Madrid. España se hallaba en un momento favorable...

Al llegar encontró una pensión en la calle de Jacometrezo, en la zona que pronto iba a ser derruida para abrir la Gran Vía, donde se alojó durante algunos meses. En Berlín había tomado una resolución irrevocable: dedicaría por entero su vida a promocionar y ayudar a la difusión de la música. En Madrid comenzó a asistir a todos los conciertos que se celebraban y en poco tiempo tuvo muy buenos amigos entre los artistas de más renombre: Estefaniay, Cassadó, Segovia a los que comenzó a representar...

...Don Ernesto de Quesada fue una de las personalidades más excepcionales y originales dentro del mundo de la música en el siglo XX. Sin haber tenido al principio profundos conocimientos musicales, poco a poco, gracias a su instinto logró ser un experto en reconocer el valor de un artista. Ayudó a numerosos jóvenes y lanzó a muchos a la fama. Creó un emporio musical en España que extendió a la América Latina y fundó más de cincuenta Asociaciones de Cultura Musical en España, poniendo a disposición de cada una un piano de cola. Fundó la Ópera Nacional de México. Los intérpretes más célebres de ese siglo, entre ellos Rubinstein, Heifetz, Arrau, Segovia, Menuhin, Szeryng, Cassadó, Brailowsky, Iturbi, y muchos otros, lo adoraban y no podían prescindir de él cuando realizaban giras por América del Sur. Se arruinó muchas veces y salió a flote otras tantas. Nunca tuvo apego por el dinero que solamente utilizó para ayudar a la difusión de la cultura musical...

Tomado de "Mis Memorias" de Ricardo de Quesada, Director de Hispania Clásica, que se publicará próximamente.