PROGRAMAS
REPERTORIO
 

REGRESAR
BACK TO BIOGRAPHY

Jaramar

     

Programa 1

?QUE MIS LABIOS TE NOMBREN?
Canciones mexicanas, tradicionales y populares
Proyecto 2006

Después de más de 13  años y una discografía de 8 discos en su trayectoria como solista, con un proyecto que  parte de la música que llegó a México con la conquista y sigue hasta llegar a la música tradicional que conserva todavía versos heredados de la lírica española y  refleja formas musicales que funden el camino recorrido durante siglos, Jaramar emprende ahora una nueva aventura discográfica y musical.   Se trata de un viaje en su historia personal, una búsqueda de las canciones con las cuales creció, las que aprendió de su abuela, de su padre y de sus amigos.  Son canciones tradicionales y populares mexicanas del pasado lejano y cercano, unas más desconocidas que otras, a través de las cuales ella sigue en la búsqueda de su historia y sus raíces.  
 
         ?Que mis labios te nombren?  es un proyecto que continúa el mestizaje musical que ha marcado el sonido de sus trabajos recientes y que es también una búsqueda personal de expresión a través de la cual tanto ella como los músicos que conforman su equipo se apropian de elementos multiculturales para lograr un lenguaje original que refleje los distintos caminos recorridos por cada uno de ellos.   El repertorio incluye cantos de Veracruz, Jalisco, Guerrero, Yucatán, el norte de México y canciones poco conocidas de compositores de la talla de Agustín Lara y Consuelo Velásquez.  ?Si amores me llevan?  es un producto artístico contemporáneo pero con una fuerte conexión con la tradición, que suena a México pero también y de manera importante, a Jaramar.  

 

 

Programa 2

?MESTIZAJE?

El proyecto musical de Jaramar ha reflejado una búsqueda continua por romper barreras temporales y geográficas al fusionar sonoridades del pasado y del presente. Es también un viaje que parte del mestizaje que tiene como raíz la España de moros, judíos y cristianos en una búsqueda personal de expresión a través de la cuál ella y sus músicos se apropian de elementos multiculturales para lograr un lenguaje original que refleja los distintos caminos recorridos por cada uno de ellos.

          Mestizaje da testimonio del encuentro de Jaramar con momentos en el pasado lejano y cercano que han originado lo que hoy somos, al menos en lo que a música se refiere. No lo hace con intención de historiadora sino con ánimo curioso, casi jugando, y sobre todo buscando en esas diferentes músicas su propia historia, sus raíces, los elementos que la han conformado como cantante.   Desde una óptica personal donde confluyen instrumentos antiguos,  étnicos y electrónicos, ella y sus músicos pasan revista a cantos de la época de la conquista de América,  toman las voces de poetas españoles y mexicanos del siglo XV al XX y llegan, al fin, a los híbridos musicales surgidos en la América mestiza durante los siglos posteriores al XVI.  En la travesía musical de Jaramar confluyen elementos místicos y sensuales, sagrados y profanos, globales y regionales.

          Los espectáculos de Jaramar pueden ubicarse dentro del rubro de la música ?alternativa?.  Se trata de música con una fuerte carga expresiva para cuya interpretación  ella recurre no solamente a los distintos valores y matices de su voz, sino también al movimiento escénico y ocasionalmente a elementos visuales y dancísticos que buscan ampliar las posibilidades de expresión


     

Programa 3

?DUERME POR LA NOCHE OSCURA?
Canciones de cuna y de la lírica popular infantil

        La voz de Jaramar es un río calmo que nos lleva de la vigilia al sueño.  La imaginación transita por paisajes diversos poblados de naranjas, sirenas, árboles de aceituna, jinetes, novios niños, gitanos, duendes, flores y muñecas.  Voz antigua y nueva, eco de otras voces que poblaron las villas y los campos y aún resuenan en las piedras y en las hojas mecidas por el viento.  Colores y sabores vueltos canto.  Manta de cielo esta música bordada finamente con los hilos de la inocencia, la ternura y la devoción.  Arrullo de una mujer, la madre que con sus brazos ha construido una barca para que el niño viaje.

Carmen Villoro

           ?Duerme por la noche oscura? es un disco dedicado a la infancia.   Es también una serie de cantos de cuna o nanas y alrededor de éstos,  algunos otros versitos de la lírica popular y de la poesía hecha para que sea dicha y escuchada por o para los niños.   Son canciones a veces juguetonas y brillantes, a veces dulces y profundas, pero siempre orgánicas, líricas y expresivas, que podrán despertar emociones en quien las escuche.

 

 Historia de
?Duerme por la Noche Oscura?



        ?
Para la realización de este disco regresé a las canciones que yo cantaba hace años, cuando entré por primera vez en contacto con la antigua música popular española y escogí algunas canciones que aprendí en aquella época y que luego le canté a mis hijos.  También me acerqué al material recogido por investigadores de la lírica popular y seleccioné algunos versos y melodías que aparecen en la música tradicional de España y de otros países de lengua española, incluyendo México.   Estas canciones, que aquí presento en versiones muy personales, son una muestra de como ha funcionado la lírica popular a través de los tiempos: versos de distintos orígenes que aparecen como parte de canciones populares transmitidas de padres a hijos.?

        ?La producción de ?Duerme por la noche oscura? tiene una historia inusual, pues partió de la propuesta de una editorial, el Fondo de Cultura Económica.  Fue a partir de una plática con Daniel Goldin, entonces cabeza de la sección de libros para niños del Fondo, que surgió la idea de hacer con su apoyo un disco de nanas, dedicado precisamente a los niños.   Después de la selección inicial del material, la realización musical del disco se hizo de manera colectiva y con aportaciones importantes de mi grupo, formado por Nathalie Braux, Miguel Ángel Gutiérrez, Héctor Aguilar y Carlos Avilez.  Nathalie y Miguel estuvieron a cargo de los arreglos y de la dirección musical durante la grabación;  las estructuras y los timbres percusivos son resultado de la búsqueda de Héctor;  Alejandro Colinas, amigo y antiguo colaborador del grupo fue el ingeniero de grabación y Armando Chong, quien suele desempeñarse como ingeniero de sonido en nuestros conciertos, estuvo a cargo de la mezcla y de la masterización.  La grabación se llevó a cabo en el estudio Máquina Sónica de Guadalajara, que es ya nuestra casa de trabajo pues es la tercera producción discográfica del grupo realizada allí.?

        ?Finalmente, ?Duerme por la noche oscura? marca un parteaguas en la forma de trabajo y en el sonido del grupo.  Es un disco cálido, expresivo, que canta de cerca al oído de quien lo escucha, sea niño o no tan niño.  Es también el resultado del trabajo colectivo de un grupo de músicos comprometidos con un proyecto musical.?

Jaramar

 

Programa 4

?LA LENGUA FLORIDA?
cantos de la diáspora sefardí

?La lengua permanece, la lengua se adhiere, es propia y es de todos, se adapta y cambia, se remoza y se revela.  Quienes la conocen la aman.  Quienes la aman no pueden olvidarla.
Los judíos sefardíes (Sefarad = España), siglos y siglos de residencia en la tierra, lo que aprendieron fue a amar la lengua.
Expertos en preservar lenguas ? la hebrea fue la primera -, con idéntica unción preservaron la castellana.  Condenados a diáspora de la diáspora, por dondequiera que iban les acompañaba el dulce sonido de su lengua que repetían en los cantos, en los romances, en las endechas, en los refranes, en los relatos y en el habla cotidiana.  Durante siglos guardaron este tesoro que nos ha sido legado en nuestros días en forma casi intacta.?

(de La lengua florida, Angelina Muñiz Huberman)

 

Los cantos sefardíes interpretados en ?ladino?, ?judezmo? o judeo-españól, caracterizados por una enorme belleza melódica y lírica dentro de su gran sencillez, eran centrales en la vida cotidiana de los judíos españoles, particularmente de las mujeres.  Al ser expulsados de España por el Edicto de Ávila en 1492, ellos se despidieron cantando de la tierra que los había acogido durante 15 siglos y en el exilio lograron preservar esta sorprendente herencia musical a través de la tradición oral.  Son canciones enriquecidas por el camino del exilio y que han llegado hasta nuestros días seguramente transformadas por las muchas bocas que las cantaron, pero que conservan la riqueza melódica y lírica de la música creada en una España en la que se entrelazaron las culturas mora, cristiana y judía. 

?La temática profana de éstos cantos se dedica a ahondar en las sutilezas del alma humana:  el amor es analizado en sus más complejas derivaciones;  la amistad se exalta en los más delicados matices; la naturaleza es parte de la belleza que rodea al hombre y el hombre es parte de ella;  la alegría de la vida se manifiesta en el aprecio de los bienes sensuales, la buena comida y el buen vino.  El tono de sensualidad denota la influencia oriental dela cultura en Al-Andalus y da lugar a las más bellas expresiones poéticas.?

(de La lengua florida, Angelina Muñiz Huberman)